miércoles, 4 de agosto de 2010

El que Me sigue y Yo mando, tiene que dar ejemplo - Libro Recopilación - Hechos de Jesús Perdidos, Hoy Dictados en Gloria - Pag. 541-542


En Sueño Profético decían:

Aprendían antes los que oían al Maestro, que los que oían a sus Discípulos. Sus Discípulos llevaban la misma Enseñanza que Él les había dado, pero no llevaban las respuestas que Él llevaba cuando el que lo oía no quería que fuera Dios hecho Hombre. Aquí ya hacía falta su Presencia para derrotar la fuerza diabólica que llevaba el que juntaba dudas por lo que veía, sin oír al Maestro.

Dijo uno:

Se van a dictar unas Palabras que se han dicho en el Arrobo, que fueron dichas por Dios con Cuerpo:

Yendo un día Jesús con sus Discípulos, se acercaron unos y Le hicieron esta pregunta:

-¿Tus Discípulos, cuando Tú no estás delante, hacen lo que saben que está bien hecho, o son distintos cuando Tú no vas con ellos?

Quedó silencio y se acercaron los que iban más lejos para oír las Palabras que iba a decir el Maestro:

-Si mis Discípulos no Me tienen siempre delante, Yo no soy su Maestro. Yo puedo ser el Maestro del que dejó el pecado, pero no del que va haciendo lo que Yo mando que no se haga para no perder mi Reino. Si ellos lo hacen, más precio ponen a lo mal hecho. Si un Discípulo mío va por la oscuridad, va dando mal ejemplo para el que no quiere que se destaque lo bien hecho.

Y siguió andando con estas Palabras:

-El que Me sigue y Yo mando, tiene que dar ejemplo.

Desperté, oí:

Un Discípulo de Jesús, se notaba, cuando hablaba del que no seguía al Maestro.

Pero si el Maestro hablaba, tenían que conocer que era a Dios al que escuchaban.

A veces, Él mismo hacía que la pregunta hicieran, y su respuesta hacía que el mal peor lo vieran.

Sus Discípulos no entraban, aunque estuvieran sedientos, a beber agua donde daban mal ejemplo.

Si los veían entrar, podían hacer que volviera el que ya dejó de entrar.

¡Buena Enseñanza llevaron los que hicieron la pregunta, por no creer en Dios ni Amarlo!


***