miércoles, 25 de agosto de 2010

“La Paz sea con vosotros” - Libro 73 - La Palabra del Creador - Tomo VIII - Pag. 63-64-65


En Sueño Profético decían:

¡Qué falta le hace al hombre esta Enseñanza, que Virgen se hace su publicación!

¡Qué falta le hace al hombre aprender lo que es de Dios y no echar tronco a la lumbre para hacer llama mayor!

¡Qué falta le hace al hombre oír mucho hablar de Dios, pero que vea que levantas al que en el suelo cayó, y cuando oiga palabras y en ellas nombrando a Dios, no le puede quedar duda de que hay contacto de Dios!

¡Al hombre le hace falta oír mucho hablar de Dios!

Dijo uno:

Hay quien enseña con unas normas que él se inventa para estos tiempos que están pasando. Pero esto es enseñanza sin trascendencia Divina.

La Enseñanza de Dios, cuanto más amas, más la practicas, y ves que siempre es la misma.

Es gran bandera el llevar humildad y llevar paciencia, y que la confianza sea tu compañera. Esto lo componen estas palabras: “La Paz sea con vosotros”. Estas palabras las dijo Dios Hombre en la Tierra y hoy se las dice a espíritus, y ya las vive el que quiera. Pero tienes que llevar lo que dice en la bandera de tu forma de actuar.

Desperté, oí:

-La Paz sea con vosotros– dijo Dios de Hombre a los hombres en la Tierra.

Y cuando subió a los Cielos, la Paz no les quita, y les deja:

-Mi Paz os doy. Mi Paz os dejo.

El que no viva su Paz, no comprende lo de Dios y en la Tierra vive Infierno.

Es la Paz la que te lleva a que todo hagas bien hecho.

Por eso Dios la dejó, aunque se llevara el Cuerpo.

Su Cuerpo se lo llevó para quitar a los hombres de hacer pecado mayor.

***