viernes, 20 de agosto de 2010

¿Quién mejor que Él puede saberlo? - Libro 65 - Dios Habla al No Quiero del Hombre - Tomo V - Pag. 114-115-116


En Sueño Profético hablaban de seguir a Dios, de Servirlo y de Amarlo. Decían:

Si tu espíritu es de Dios ¿quién mejor que Él puede saberlo?

Si tus ansias son saber de Dios ¿quién mejor que Él puede saberlo?

Si pecaste sin querer ¿quién mejor que Él puede saberlo? Y si el perdón se lo pides tú tienes que oír su Eco. Porque Dios no niega lo que ofrece, pero espera tu petición.

Dijo uno:

Dios dijo que serían mundiales estas Comunicaciones del Cielo y ya mundiales están siendo. Dios dijo: “Que me ves dilo”, no dijo que estuvieran en secreto. Pues el InstrumentoInstrumento de Dios, Sinónimo de Elegido; En este caso se refiere al Profeta Ana García de Cuenca. siguió el Mandato de este Cielo y ¿quién mejor que Él sabe el sufrir del Instrumento? Pero el Instrumento pide y Dios oye su petición.

Es duro comprender todo lo que va del Cielo, duro porque tú te metes en sufrir, sufrir con contento. Pero ¿cómo hacer que llegue a comprenderlo el que sabe que tú estás pero él no está dentro? Como no te diga Amén no sigas diciéndolo, hasta que el hombre lo vea como rayo con rapidez que baja del Cielo, como agua que cae fuerte sin pensar “yo mojo esto”.

Desperté, oí:

¿Quién mejor que Dios puede saber de tu tiempo?

¿Quién mejor que Dios sabe quien le sirve contento, contento de la alegría de adentro?

¿A quién le dará Dios Mando para que guarde silencio?

Si ya el decir “Dios me manda” es llamada de trompetas y repique de campanas.

Escándalo en los hombres que por muerto a Dios daban.

También sabe esto Dios que el hombre está contento diciendo “si Dios murió”.

Estos Mensajes harán que el hombre haga reforma en su forma de pensar.


***