viernes, 16 de diciembre de 2011

Ese que tú dices que es bueno, no entrará en el Reino de mi Padre - Libro 10 - Hechos de Jesús Perdidos, Hoy Dictados en Gloria - Tomo I


En Sueño Profético decían:

Voy a referir un hecho que pasó delante de mí:

Estando yo un día sembrando, pasó el Maestro con sus Discípulos. Había conmigo uno que al Maestro oía algunas veces, y cuando oía decir lo contrario de lo que el Maestro hacía, casi siempre salía en su defensa. Éste no dejaba la amistad del que no quería nada con Él, y estas palabras decía: “Son personas buenísimas, aunque no quieran amistad con el Maestro”. Yo quería hacerle ver que razón no llevaba, pero siempre salíamos mal, mal de palabras, peor de silencio. Se iba y, en la próxima entrevista, algo nuevo traía para hablar del Maestro. Estando los dos bien acalorados, se detuvo el Maestro y cortó nuestras palabras con las suyas:

–Bien dice mi Padre, que mi Venida con mi Paz, formará la guerra. Ese que tú dices que aunque no quiera mi Amistad es bueno, no entrará en el Reino de mi Padre, porque Yo estaré Allí por todos los siglos, y mi Padre no lo entrará a la fuerza. Él es bueno para el hombre, pero no para Dios. Al bueno se juzga por el espíritu, no por la materia. Él no ama y lo dice. Tú no amas y aún sigues defendiendo al que mis Palabras no quiere oír. Éste no puede ser bueno. Estas palabras son de mi Padre: “Éste es mi Hijo amado, y el que te ve a Ti, Me ve a Mí; y el que tus Palabras oye, obedece las mías. El que esto no cumpla, no puede ser bueno”.

Desperté, oí:

¡Qué alegría recibió
el que sembraba la tierra!

Cuando oyó hablar a este Dios,
ya quedó la siembra quieta.

Con cada Palabra que oía
de Boca de este Maestro,
en él crecía el Amor,
y en el otro, el remordimiento.

No suena bien la palabra “bueno”,
sin amar a Dios.

La palabra “bueno”
no le pertenece a aquél
que no ama a Dios del Cielo.

Dios dejó esa palabra
para el que entra en su Reino.

Aquél que no ama a Dios,
no digas nunca que es bueno,
que esta palabra Dios la dio
para aquél que quiso su Reino.


***