domingo, 4 de diciembre de 2011

Si a Dios Lo crees perdonando, créelo aún más hablando - Libro 2 - Meditaciones y Palabras Directas con El Padre Eterno - Tomo II - Pag. 56-57-58-59


En Sueño Profético hablaban de la Grandeza de Dios y de lo ruin que es el hombre con desmentírselo todo.

¡Si con palabras hablara
la Luna y el resplandor,
los mares y huracanes,
las tormentas y el ciclón
que se lleva a una ciudad!

Y porque Dios pone su Mano
y dice: ¡Quieto, ciclón!
Y deja que no tiemble la Tierra,
que tan sólo obedece a Dios,
y a la lluvia la arrincona
y dice: “Ahora la lluvia no”.
Y deja quietos los montes,
que son reliquias de Dios.

Pues aunque palabras no digan
todo esto, que esto es Dios,
hay veces que alguien oye
resonar con Voz de Dios.

Esto, a veces, lo oye
el que más insultó a Dios.

Pues si todo esto viera el hombre
lo fácil que es hacer Dios que desaparezca,
y nada volvieran a ver,
¿cómo diría: imposible,
esto Dios lo pueda hacer?

Si Él siempre está presente,
ve lo que tú no ves,
que tú ves lo que tu vista
quiere delante poner,
y veces de ver delante,
lo que delante de ti no esté.

¡Qué importancia tiene que diga
aquél que hable Dios en él:
“Me dice que no lo calle,
porque Dios se deja ver”,
aquél que aunque no Lo viera,
no dejaba de querer,
a este Dios que todos hablan
de Grandeza y de Poder,
pero que pocos Lo aman
como éste que lo ve,
que no sabía de su Gloria
y sí supo de querer!

Desperté, oí:

Si quieres saber si es Dios
el que mandó hacer los mares,
pregunta si hay hombre
que un momento el agua pare.

Todo lo que el hombre hace,
otro hombre lo deshace.

¡Es tan chico para Dios
que Lo vea aquel que ame
y además que Lo buscó!

Lo buscó y se Lo encuentra
más fácil que el huracán,
la nube en la tormenta,
la noche y la claridad.

Y si piensas un momento,
que no puedes respirar,
y se te acaba la vida,
y a Dios tienes que llamar,
es más fácil que Lo veas
cuando Lo llames amándolo,
que cuando hiciste pecados
y Lo llamaste con llantos.

Pues aquí, ya, te perdona.

¿Se puede saber por qué
el creer que te perdona
y desmentirle a aquel
que habla en su persona?

Si a Dios Lo crees perdonando,
créelo aún más hablando.


***