miércoles, 21 de diciembre de 2011

Los Caminos de Dios - Libro 4 - Te Habla el Profeta - Tomo I


En Sueño Profético decían:

Los espíritus de esta Gloria hacen la guardia a los Caminos de Dios. Estos Caminos intentan cortarlos, ensuciarlos, y a veces decir que no son de Dios. Pero rápido hace frente la Guardia de Dios, derrotando a los que interceden para cortar los Caminos que Dios ya trazó.

Dijo uno:

Los Caminos de Dios, los que los siguen, tienen que coger el mismo, el de amar mucho con Amor de rebose. Pero los que Dios te presenta, éstos son diferentes, por causas que sólo sabe Dios.

Estas distintas formas de caminar, mientras vives con materia, nadie te puede quitar, por ser el Trazo de Dios, entendido esto para los Elegidos por Dios.

Estos Elegidos gozan de la Libertad de Dios, pero con medida. Ellos miden Libertad y dejan libre el Amor.

Lo dejan a lo que ven que es dicho por Dios, recogiéndolo el Amor y aceptándolo la inteligencia, rechazando lo que han visto que no es de Dios, y ya actuando por el Camino que tiene su trazo Dios.

Desperté, oí:

No deja un cabo suelto
este Dios que habita en Gloria.

¡Cómo enseña al Elegido,
para luego, al consultar,
vean algo incomprendido!

¡Cómo le explica en espíritu,
anulando a profesores!

¡Cómo le enseña y aprende,
caminado sin temores!

Los guardias de estos Caminos
bajan y suben a Gloria,
escoltando la Palabra
que Dios le da al que arroba.

¡Es Enseñanza de Dios,
el que sabe de esta Gloria!

El que sabe para enseñar
y camina caminando
hasta que llegue el final.

Que el final siempre es empiezo
de esta Gloria Celestial.


***