domingo, 8 de abril de 2012

No es sufrir cuando las fuerzas te las mandan desde Aquí


En Sueño Profético decían:

No es sufrir igual, sufrir amando,
que no amando, y sufrir.

No es sufrir si Dios te dice:
“Corderos venid Aquí”.

No es sufrir cuando te digan:
“Los muertos no entran Aquí”.

No es sufrir cuando las fuerzas
te las mandan desde Aquí.

Que a veces te mandan fuerzas,
que tienes “pa” repartir,
aunque estas fuerzas se vuelvan
amarguras para ti.

Estas fuerzas las entiende
el que tenga Amor Aquí,
que sabe que dan las fuerzas
para evitar el sufrir.

Todos los que Dios los trajo
a vivir la Gloria Aquí,
sufrían lo de la Tierra,
con el consuelo de Aquí,
que a veces este consuelo
les desbarata el sufrir.

Dios les deja sufrimiento
para que vean ahí,
que si sufren, a Dios aman,
porque Dios todo es sufrir,
y el que ama reverencia
todo lo que va de Aquí,
que sabe es pura Gloria,
para dar ejemplo ahí.

Despierta, oí:

Todos los que son de Dios,
tienen sufrimiento ahí.

Un sufrimiento con Paz,
que Dios se lo hace sentir.


***

Libro 2 - Meditaciones y Palabras Directas con El Padre Eterno - Tomo II - Pag. 271-272