miércoles, 14 de noviembre de 2012

Este hormiguero humano vive con temor a Dios, pero sin Amor a Dios

En Sueño Profético yo decía:

¡Cuando voy cobrando mi peseta, veo a la gente que vive tan distinta a como yo vivo...! Señor, ¿cómo vivir sin preocuparse unos de otros?

Dijeron:

Este hormiguero humano vive con temor a Dios, pero sin Amor a Dios. Él se hizo Materia para enseñarnos cómo le gusta al Padre que nos comportemos. En el tiempo que vivió entre nosotros, había más riquezas que hoy, y existían las mismas comodidades que hoy, aunque no estaban mecanizadas. Había familias dueñas de un condado, y para ellos sólo había una tribu.

Desperté, oí:

Nada de esto le interesó. Amaneció en la humildad. Quiso vivir con el hambriento y el desnudo. Su ejemplo y sufrimiento, redimió.

El tiempo que pierden en desmentir, deberían emplearlo en investigar tu pensamiento y en tus obras. En el resumen verían la Verdad.


***

Libro 7 - Investigaciones a La Verdad - Tomo I - Pag. 129