jueves, 22 de noviembre de 2012

Instrumentos de Dios

En Sueño Profético hablaban de los Instrumentos de Dios, de los que Dios manda con su Enseñanza, de los que siempre utilizan estas palabras: “Me ha dicho Dios que diga”. “Me dice Dios que no calle”.

Decían:

Estas personas son entregadas al Servicio del Mando de Dios, y reciben los insultos por Amor a Dios. Si no fueran Instrumentos, vivían la ley del hombre y se valoraban sus actuaciones. Estos Instrumentos son puro Servicio de Dios. Estos Instrumentos, sirve su Perdón para el que pecó y ya se quita de hacer el pecado. Éste, aunque fue un gran pecador, dándo la Palabra el Instrumento, honra a Dios.

Dijo uno:

El Instrumento no puede hacer uso del Perdón de Dios para el que esté en contra del Mensaje, para el que insulte, para el que persiga. Éste queda aislado con desprecio, pero sin ira, sin recuerdo que volver haga al Instrumento. Este Instrumento queda sin recuerdo que pudiera hacerle pensar en su Juicio Final por una palabra sin compasión a los que despreciaron lo que Dios les mandó.

Desperté, oí:

Poco hace falta pensar
para comprender
lo que hoy dictan en Gloria.

Sigue la misma Enseñanza,
sin haber tenido reforma:

El abrazo al pecador
que pecados hizo antes.

Pero el que le veía el Dios
y de Él quiso apartarse,
Él no tenía compasión.

Ya, siempre, decía:
“Mi Padre lo juzgará,
aunque Yo soy mi Padre”.

“Yo voy buscando al pecador,
y recibo los insultos
para el que quiera salvarse”.

“El que sabe que soy Dios
y Me ofende,
ya contestará mi Padre”.

“Yo soy ahora Dios Hijo,
para que hable mi Padre”.


Trata al Instrumento siempre
como si no fuera nadie,
que lo bueno o lo malo
se lo mandan que lo hable.

Si tu espíritu es de Dios,
adoras todas las frases.

Porque lo malo eres tú,
que no estás para adorarle.


***

Libro 9 - Dios Habla al No Quiero del Hombre - Tomo I - Pag. 39-40-41