martes, 21 de abril de 2015

La Fe te lleva al milagro

En Sueño Profético decían:

Pídele consejo a Dios, y Él ya te dará respuesta. Pero pídele el consejo diciendo: “Señor, yo quiero esto, pero que sea lo que Tú quieras”.

Pídele consejo a Dios en lo difícil y en lo fácil.

Dijo uno:

Hay quien no alcanza a donde no llega, porque Fe no iba delante.

La Fe es imprescindible para que el espíritu esté siempre sano. Pues por falta de Fe te vas de Dios apartando, y crees que Él te niega lo que tú has deseado. Y ya, de lo que tú hiciste mal, a Dios culpas vas echando.

La Fe te lleva al milagro y a la Intimidad con Dios. Y en esta Intimidad ves todo de otro color, y te quitas peso tú, diciendo:

“Lo quiere Dios. Él sabrá por qué permite. El me quiere a mí más que yo. Por mucho que yo me quiera, mucho más me quiere Dios. Él sabrá porque no llega lo que tanto pido yo”.

Desperté, oí:

¡Qué consejo dan en Gloria
para que la Fe y la Intimidad con Dios
siempre lleves de compaña!

Decían Palabras sencillas
de la Intimidad con Dios,
del que Intimidad tenía.

No era pedir consejo
a cosa chica o grande.

Era como niño contento
y otras veces llorando,
pero que sigue a la madre.

Era confianza y Amor.

Y se oían estas Frases:

“Señor, si Te pido, no te enfades,
porque yo te voy a pedir
abrazar lo que me mandes”.

Si de verdad amas a Dios,
estas palabras te salen.


***

Libro 20 - La Palabra del Creador - Tomo II - C2