miércoles, 8 de julio de 2015

Fariseos y cristianos no pueden ser hermanos

En Sueño Profético decían:

La Tierra absorbe al hombre cuando de Dios se retira. Y al retirarse de Dios, ya él coge por amigos a los enemigos de Dios, que éstos tienen fuerza mala, que se la permite Dios.

Mira si tienen gran fuerza, que intentan adornar el mal para que no te des cuenta y vivas sin este Amor.

Dijo uno:

Cuando detrás llevas a Dios, no puedes tener contacto íntimo, y a nada que te ofrezcan le das valor, y desprecias. Si no ves que por dentro tienen este mismo Amor –no siendo una misma carne, que está dispuesto por Dios–, tú debes retirarte, si no es con la intención de que amen a estos Mensajes.

Pero, ¿cómo tener intimidad con el que quisiera que Esto no fuera verdad y lo desmiente en el momento que puede? Tus Palabras y tu presencia muy pronto serán negadas por Mando que dé esta Gloria.

Fariseos y cristianos no puede estar unidos con Dios Padre para decirse hermanos.

Los fariseos podrán, porque practican el daño.

Desperté, oí:

Tiene peligro en la Tierra
y más peligro en el Cielo,
el que diga “quiero a Dios”
y abrace al fariseo.

Que fariseo es
hacer como que está con Dios,
sin quererlo.

El que al Elegido desprecia,
tú ya no puedes quererlo.

Esto es despreciar a Dios.
Porque Elegido es Instrumento
del Mando de Dios.

El que no crea, no manda,
no cura y no perdona.

Es Dios el que utiliza
al hombre, al monte,
a todo lo que es materia,
para que todo esto
hable de su Existencia.

Todo esto tú lo pones con explicación
en momentos que tú ves
que van a dejar el Camino de Dios.

Si Esto no fuera Enseñanza,
sobraría la explicación,
porque no sabrías darla.

Fariseos y cristianos,
no te tapes de enseñar
que no pueden ser
hijos de Dios, ni hermanos.


***

Libro 19 - Dios Manda en Su Gloria que Enseñen - Tomo III -C3