domingo, 12 de julio de 2015

Llevar el sufrimiento

En Sueño Profético hablaban del sufrimiento. Cuando éste es llevado en silencio, cuando el sufrir empuja a que más vivas sufriendo y cuando es sufrir que la presencia la escondes de este sufrir.

Dijo uno:

Si a los que Dios elige el sufrir les pesara como el plomo o como el agua no podrían ponerse en pie por el peso que el sufrir les manda. Pero a Dios piden ayuda y ayuda Dios les manda, que a veces los ves andar como si otro llevara el sufrir detrás.

Dicen los Santos, que están dentro de la Gloria, que más se va descubriendo a los que Dios les manda Aquí por el vivir de llevar el sufrimiento y querer quitar sufrir para que a Dios lo sigan y quieran Quererlo, sin que sus vidas a Dios le manden más sufrimientos queriendo justificar el sufrir de este sufrimiento.

¿Quién puede tener sed y consolar al sediento? ¿Quién puede estar sin comida y consolar al hambriento? Esto tan sólo lo hará el que a Dios oiga en su Reino o Dios cuando mande a la Tierra su mandar y ya hay engarce del Cielo.

Desperté, oí:

Es el sufrir, según lo lleves, el que acerca a Dios o el que a Dios ofende.

Más creyeron en los Santos por verlos con tanto sufrir y vivir vidas de Santos.

Es el espíritu del mal el que persigue queriendo que no haya descanso para que en el sufrimiento a Dios no sigas adorando.

Pero el que a Dios no deje Dios siempre irá a su lado.

Y ya pueden echar peso, que él sigue andando el camino.


***

Libro 67 - Meditaciones y Palabras Directas con El Padre Eterno - Tomo VII