lunes, 20 de julio de 2015

La Enseñanza del espíritu

En Sueño Profético decían:

Estas Enseñanzas son para amar a Dios, para enseñar a Amarlo y para vivir sin Olvidarlo. Estas Enseñanzas son cultura divina, cuidado del espíritu para evitar que sea dominado por espíritus malignos. Estas Enseñanzas tienen que ser valoradas con preferencia a todas las otras enseñanzas.

Sin estas Enseñanzas el hombre sería de todo menos hombre de Dios. Sin estas Enseñanzas acabaría el Mundo en desierto.

Dijo uno:

El hombre ha querido vivir sin la Mano de Dios y esto es niño, de un año, suelto de la mano del mayor en un círculo de fieras, todas sueltas y hambrientas. El hombre sin nombrar ni practicar las Palabras de Dios es ciego amarrado y amordazado para llegar a la Vida Eterna. Si el hombre no viera que hay otro Poder hacía culta a la fiera del campo y ponía libertad y olvido al recato. El hombre acaba con el mismo hombre, enterrándolos los montes y los mares.

La formación del espíritu tiene que ser la primera. El Infierno ahí no puede ser, luego, Gloria Aquí. El olvido a Dios no puede ser, luego, Aquí “perdóname Dios mío”.

Desperté, oí:

¡Qué lucha, sin tener lucha, tiene Dios con el hombre para que no se condene!

Que si bajó a la Tierra fue por Amor a los hombres.

El avance del Mundo sin Dios es Infierno vivido en el suelo.

Es poner atención al anillo y dejar que te corten el dedo.

Collar que guardas con llave y das tu cuello para que te lo corten.

La Enseñanza del espíritu da descanso a la escopeta, da de comer al hambriento y a millares entra en la Gloria.

La Enseñanza del espíritu da de comer y no mata.

Estos son los Mandamientos, dichos en pocas palabras.


***

Libro 67 - Meditaciones y Palabras Directas con El Padre Eterno - Tomo VII