viernes, 3 de julio de 2015

Vida Eterna para el espíritu

En Sueño Profético decían:

El que crea estas Palabras de Dios ya se retira del que vive pecando por la vida que hace diciendo a todo “esto no es malo”.

El adelanto ha puesto las leyes igual para hombre que para mujer. Y en la Iglesia, Casa de Dios, los unen como si no tuvieran otra unión, que esa que tuvieron para Dios la siguen teniendo. Y la que ponen, estando todavía la primera unión con cuerpo y vida, es unión para la profundidad cuando muera el cuerpo, y ya tienen el nombre que no hace falta nombrar.

Decían que el adelanto debería estar en las cosas que no hacen daño a nadie, y le quitan trabajo al cuerpo y le dan descanso.

Estas palabras para comprenderlas tienes que sentir el Amor de Dios y ya comparas que querer a otro Dios no puede ser, porque hay sólo un Dios. Pues compara la carne que Dios te unió, que otra no hay, y si tú la admites o la buscas ya no nombres a Dios para nada, nombra al de la profundidad, que su nombre no hace falta nombrar, que sin nombrarlo lo van diciendo las leyes y la presencia de los cuerpos.

Desperté, oí:

Ya está terminado el Mensaje que, en el Arrobo, hablaba de unir carne nombrando a Dios y luego unir otra carne a la que antes se ha nombrado.

Esto lo hacen los que se dicen cristianos, que diciendo este nombre le hacen más daño a Dios.

Ya mandan que se dicten las alegrías que Dios te ha mandado repartiendo las cintas y los Libros. Esto tiene que cundirse por todos los sitios.

Decían en el Arrobo que pensaran que para Dios, si creen que es Dios, lo reciben como en Belén Lo recibieron, porque mucho creyeron que era Dios.

Se vio una Luz grande y la presencia de la carne que Dios me unió en su despacho, como cuando vivía su cuerpo, copiando los Mensajes. Ya dijo:

     - Ana cuídate, cuídate, que tu cuerpo lo necesita el espíritu para la Obra que estás haciendo. Estas palabras las dice un espíritu de la Gloria en mi espíritu.

Los que están aquí unidos, a Dios le pido que formen un escándalo grande.

Este escándalo, dicen en la Gloria, que todos los que Esto creen y a Dios aman, también pueden formar escándalo con las cintas por ser la Palabra de Dios.

Pero tienen que recibir sin que vean enfado el desprecio que a Dios le han dado. Que este es el desprecio más grande, por ser desprecio al Dueño del Mundo de los cuerpos y el Dueño de los espíritus que quieren Vida Eterna para el espíritu.


***

Libro 65 - Dios Habla al No Quiero del hombre - Tomo V