lunes, 22 de febrero de 2016

Abre por donde quieras los Libros, y verás que Gloria habla

En Sueño Profético decían:

¡Es sufrimiento grande tener que hablar lo que en ti hablen!

¡Es sufrimiento grande tener que saber y callarte!

Saber de inteligencia y saber lo que tú crees que no saben. Que este Saber no es tuyo, pero de ti ven que sale. Por eso es sufrimiento.

Dijo uno:

Si esto no fuera de Dios, protestaría el cuerpo, quedándose en un rincón. Pero la Fuerza de Aquí le supera al sufrimiento.

Esta Fuerza, todos los que Contacto Divino tuvieron con Mando, esta Fuerza tuvieron. Contacto de decir: “Me han dicho que diga. Me dicen que no calle. Y aunque callar quisiera, una Fuerza en mí hay que ya me siento alegría y contagio va dejando y las penas las suaviza”.

Estos Instrumentos que Dios utiliza dándoles su Mando, tienen sufrimiento porque vive el hombre de Dios alejado.

Si el hombre viviera con este Contacto, siempre con deseos de ser enterado de lo que manda el Cielo al que Aquí ha llevado, sería gran gozo para el arrobado.

Desperté, oí:

Si Esto no fuera el Mando de Dios,
no habría sufrimiento ni gozo.

Todo sería sacrificio,
todo sería protesta,
nada sería cumplido.

El leer estos Mensajes
te da latido de Gloria.

El leer estos Mensajes
te trae a la memoria
que el hombre no escribe Esto
porque no cree en la Gloria.

Y por mucho que escribiera diciendo:
“a mí lo mismo me pasa”,
si no es traído a esta Gloria,
no le sale una palabra.

Abre por donde quieras los Libros,
y verás que Gloria habla.

Al mundo le hace falta
que día y noche
leyeran estas Palabras.


***

Libro 19 - Dios Manda en Su Gloria Que Enseñen - Tomo III - C3