miércoles, 24 de febrero de 2016

Voz de Dios

En Sueño Profético decían:

Si el hombre tuviera que dar voto para que Dios eligiera, todos se harían los sordos si la Voz de Dios oyeran. Todos rompían el papel, y su firma insulto era.

Esto si Dios fuera un hombre de los que ahí pisan tierra que se juntan y ya, donde más votos se cuentan, se ponen de esa parte, aunque el voto lo echen por igualarse o por ley que ponga el hombre.

Dios no cuenta con el hombre cuando quiere que de Aquí lleve su Enseñanza o cuando quiere premiar al que Lo ama. Dios no cuenta con el hombre, Dios lo manda a la profundidad o lo inutiliza para que no haga daño.

Dijo uno, y otros más:

Dios siempre que pone su Presencia en Arrobo guía a la materia. Que el espíritu de esta materia ha vivido Gloria sólo para recibir su Mandato y ya deja, con su Poder, Mandato en la Tierra, dejando al descubierto el voto de aceptación del hombre o la persecución del mismo hombre.

¡Qué pocos dirían sí, si la Voz de Dios oyeran!

Eran tan pocos, tan pocos, comparados con los que pisan la Tierra que si a Dios otra vez el hombre Lo viera de Carne, moría el hombre de vergüenza. Que es la peor muerte que hay, que es la muerte de conciencia.

Desperté, oí:

Si siendo Dios Dueño del Mando y a Él no le das el voto puedes estar bien tranquilo que ni antes, ni ahora ni nunca Él ha de contar contigo.

¡Qué equivocación tan grande tiene el hombre en detener lo que Dios a él le manda!

Que son ejemplos, Palabras y Visión que Dios presenta al que todo aceptó.

Si la vida del que Dios trae para dar Enseñanza fuera en contra de esta Gloria no pienses en dar el sí, diciendo: “Cosa diabólica”.

Pero si vive los Pasos que este Dios mandó, en la Tierra, cuando el hombre diga no, bien lejos de Dios se encuentra.

No digas ni sí, ni no y sigue la vida que llevas.

Y cuando hagas el seguir te ha de doler la cabeza, y puede que digas sí.

Con un sí o con un no tienes dos sitios a elegir.


***

Libro 65 - Dios Habla al No Quiero del Hombre - Tomo V