domingo, 14 de febrero de 2016

Hace tres peticiones, y dos son para el Prójimo

En Sueño Profético decían:

Hace tres peticiones, y dos son para el Prójimo.

Si la Cabeza de la Iglesia cumple esta Verdad, irá repartiendo bienes Divinos. Bienes que aumentarán en la Gloria y que Aquí te los encontrarás cuando dejes el cuerpo debajo de la tierra. Éste es un bien en el Prójimo.

Y la abundancia de dinero es petición para llevar al Prójimo lo que tiene en olvido el que de sobra tiene.

Esto es petición de tres en una, que el Instrumento no olvida por estar siempre pensando: “Tres Dioses en Uno. Tres es: Dios Niño, la Virgen y José”.

Esto le viene a la memoria pidiendo por las familias: “Tres clavos a Dios Le clavan. Y un mundo, demonio y carne son la perdición del hombre”.

Desperté, oí:

Sólo Dios sabe mejor que tú
la petición cómo la haces.

Poner primero: cundir
este “Evangelio Diciendo”.
  
Pides por el pecador
para que vuelva al rebaño,
porque así Dios lo mandó
y aún lo sigue mandando.

Por ser el Único Dios
y jamás sus Palabras tener cambio.

Quieres que no haya hambrientos
y que el cuerpo vaya tapado.

Esto lo dijo Dios Hombre
en la ciudad, en los mesones
y en el campo.

Si haces tres peticiones
y a Dios vives amándolo,
te viene a la memoria:
Padre, Hijo y Espíritu Santo.


***

Libro 19 - Dios Manda en Su Gloria que Enseñen - Tomo III - C7