miércoles, 3 de febrero de 2016

Desobediencia y tentación

En Sueño Profético decían:

Tu sufrimiento es espada para el espíritu del mal, y el Poder que Dios te da lo derrota.

Tu sufrimiento paga deudas que los espíritus contrarios no quisieran.

Tu sufrimiento debería dar miedo al que lo viera y no ayudara a quitarlo.

Tu sufrimiento es torre que deja, a todo el sufrir, enano.

Dijo uno:

Si creyeran en tu espíritu, que es por Dios mandado, no podrían vivir tranquilos por el daño que te están haciendo.

El espíritu que está en contra de Dios lleva traje satánico. Éste es conocido, sin palabras, por los ojos del espíritu que Dios Aquí manda.

A este espíritu le entrará ira, le entrará rabia, maldecirá el Mando que de la Gloria salga. Este espíritu es rebelde a estas Palabras.

El espíritu puede ser tentado aunque no quiera, pero sin actuación. Desobediencia no es espíritu tentado, es espíritu en contra de Dios. Tentación es prueba que hace el espíritu satánico por si admites a él en tu espíritu o te lo deja turbado, sin voluntad para poder echarlo.

Pero en esto llamas a Dios y, al oír su Nombre, huye el diablo. Esto es tentación, que antes de abrir la puerta, ya conoces al que está llamando.

Desobediencia es hacer servicio a espíritus contrarios, que te pueden quitar la Paz. Que éste es el primer síntoma para ir de Dios retirando.

Desperté, oí:

¡Qué pocos saben
que es menos peligro ser tentado,
que no obedecer
al que Dios le da este Mando!

No obedecer es actuación meditada,
que actúas en contra de Dios.

Y ya Dios,
su Mando se guarda.

Dios Hijo fue tentado
para que sirviera
de Enseñanza al hombre.

Igual que enseña Obediencia
al Mando que le da el Padre.

Si estás amando mucho,
pisas la tentación.

Si no tienes Obediencia,
di: “yo no estoy con Dios”.

El que con esta Enseñanza no aprenda,
que no espere su Perdón.

La Obediencia es Calvario,
Cruz y Resurrección.


***

Libro 19 - Dios Manda en Su Gloria que Enseñen - Tomo III - C1