jueves, 27 de octubre de 2016

Di estas palabras que dicen en la Gloria

En Sueño Profético decían estas palabras para el que Dios trae a su Reino, para enseñar lo que no pueden saber los que grandes títulos y carreras tienen. Éstos saben de la Tierra, que este saber dura poco tiempo. Pero el saber que Dios le da al Elegido, éste es Saber Eterno, que mientras viva tu cuerpo el espíritu no te deja diciendo: “Di estas palabras que dicen en la Gloria”.

El que conoce a este Elegido tiene que hacer lo que dice, que esto que dice es Mando de Dios, y por ser Mando tiene que publicarlo y decir:

     - Señor, mándame lo que Tú quieras, pero que sea el Mando para quitar pensamientos que de ti, Señor, están retirando. Yo, Señor, te pido que no me falte tu Mando.

El sueño tardaba y el pensar era oír mucho, en el pensar: “Ana, que tu cuerpo viva contento, como vive tu espíritu”.

No puedo olvidar al que canta estas Palabras, que Esto cree. Y este creer le llevará al sitio donde se formará escándalo cuando oigan las canciones que Dios dice en su Gloria para que él las diga y las cante. Éste lo recibe diciendo: “Esto es para que vean que es el Poder de Dios, porque el poder de la Tierra es de otra manera, castigando, metiendo en cárcel y matando”.

Desperté, oí:

Y me vi en el despacho de la carne que Dios me unió. Estaba como cuando copiaba los Mensajes. Yo me senté y, de momento, dijo:

     - Ana cuídate, cuídate, que tu cuerpo lo necesita el espíritu.

Mi pedir a Dios más grande se hace cuando mi sentir dice: “Señor, que yo no tenga pensar porque lejos de ti esté”.

A los que más quieres, pon en tu pensar que los cogen para quitar alegría, que ellos son a los que más Esto les pertenece.


***

Libro 65 - Dios Habla al No Quiero del Hombre - Tomo V