domingo, 30 de octubre de 2016

Una palabra con Fe puede alargarte la vida

En Sueño Profético decían:

Hoy has tenido Prójimo,
sufrimiento y alegría.

Que el sufrimiento es nube
para poner mal el día.

La alegría es resplandor
que a la nube retira.

El resplandor es de Dios,
la nube es permitida.

Que este permitir se acaba,
y ya queda en raso el día.

Tú piensa, cuando veas nube:
“esto, pronto Dios lo quita”.

Esto son los “noes” gritando,
ahuyentando la alegría
que te puede ir llegando.

Esto, enseña el vivirlo,
pero si a Dios estás amando.

Si no amas,
la nube estás agrandando,
y hasta le pones parada.

Y de una pluma que veas,
porque aire la levante,
tu mente no ve la pluma,
tu mente ya ve un águila.

Tú sigue llevando la Fe,
y el que no quiera abrazarla,
grande sufrir ha de tener
el día que quiera Fe
y ya no pueda encontrarla
de este Manantial Divino
que Dios a diario manda.

Desperté, oí:

Hombres de Fe Dios quería
para darles sus Palabras.

Porque en la Fe ya veían
que era verdad
y que del Maestro iban.

Una palabra con Fe
puede alargarte la vida.

Y desconfianza en Dios,
no vives con alegría
y te retiras de Él,
y ya pierdes esta Vida.

Prójimo, sufrimiento
y alegría con Fe,
es lo que le falta al hombre
para en Dios poder creer.

Esta Enseñanza es dura,
cuando no tendría que ser.

Debería llorar el hombre
por el quererla aprender.


***

Libro 18 - Dios No Quiere, Permite - Tomo III - C3