martes, 9 de abril de 2013

La Oración y la Caridad son centinelas que llevas

En Sueño Profético decían:

La Oración y la Caridad son centinelas que llevas, que te van avisando: esto es de Dios, esto es pecado, este consejo es de Dios, este consejo es de un espíritu endemoniado.

La Oración y la Caridad, Amor al Prójimo van llevando, y ya no puedes pecar porque conoces engaño del que quiere a Satanás agradar.

La Oración te da la Paz, y ya ves los oscuro, claro; y lo largo, corto.

Dijo uno:

El hombre de hoy, que piense que la Oración fue por Dios Hombre recomendada, y que Él siendo Dios Hijo, como vivía de Hombre, hizo Oración al Padre, y “haced Oración” dijo a los Discípulos.

Tú, prueba a hace Oración y notarás Paz en tu espíritu y conocerás a los buenos espíritus. Éstos nunca dan consejo para practicar pecados.

Desperté, oí:

Si el hombre siguiera
las Palabras que Dios dijo,
y hoy las sigue dictando,
el hombre conocería el mal
y lo iría despreciando.

El pecado llega al hombre,
mayoría de veces por engaño.

Por no practicar
lo que Dios tiene mandado.

La Oración siempre te avisa,
Espíritu bueno o malo.

Espíritu que pecó
y quiere ser perdonado.

O Espíritu tentador
que en la Oración
intenta que seas tentado.

Oración y Amor al Prójimo,
siempre conocen el mal
por el contacto.

Si al Prójimo no ayudas,
quitándolo de lo malo,
tu espíritu no es de Dios,
tu espíritu es endiablado.


***

Libro 15 - Hechos de Jesús Perdidos, Hoy Dictados en Gloria - Tomo III - Pág. 242-243-244