sábado, 6 de abril de 2013

“Yo soy la Verdad y la Vida”

En Sueño Profético decían:

Este es mi Reino, el que el hombre destruir quiere.

Ésta es la Gloria de Dios Padre, la Gloria de Dios Hijo, y Yo soy el mismo Dios.

“Yo soy la Verdad y la Vida”. Esto fue dicho por mi Padre en Mí.

Mi Padre quiso bajar a la Tierra, se hizo Hombre, y ya enseñaba Dios Padre en Dios Hijo, que todo era el mismo Dios. Aunque mi Presencia era Materia, mis Palabras eran Dios.

El Hombre mata mi Carne y mi Padre le da la Resurrección, y hoy está la misma Carne con el Padre, que son Dos, pero que sólo un Dios hay.

Dios en Esencia soy Yo, Dios que me hice de Carne, y Dios Padre manda su Espíritu a que se comunique a la Carne.

Todo esto fue dicho por Mí, que Lo dijo en Mí, mi Padre.


Desperté, oí:

Hoy da Dios mismo su Nombre, aunque todo lo dicho es Dios.

Dios Saber, que el saber humano no sabe nada de este Saber.

Dios, Amor del que Lo quiere, y refugio del pecador.

Dios, Refugio del que el pecado lo aparta y ya sigue a Dios.

¿Por qué el hombre no abriga
las Palabras de este Dios?

¿Por qué no estudia las frases
que Él mismo las dictó?

Aunque siempre es el mismo Mando,
aunque oigas otra voz,
es Dios el que comunica,
Arrobo y Revelación.

Ya te pueden dar el nombre
de otro que ahí vivió,
que el que a éste comunica,
es tan sólo el mismo Dios.

Hoy ha dado la Palabra
y ha dado la Explicación,
Dios Hijo, que es Dios Padre,
aunque Aquí Viven los Dos.

Está claro para el que ama,
que Dios se hiciera Hijo y Hombre
para que todos se amaran.

El hombre no tiene Amor,
y con Matarlo, Amor paga.

Si estudias este Mensaje,
se te cambiará la cara.

Porque Dios dice en su Gloria
lo que hace el que no ama.


***


Libro 2 - Meditaciones y Palabras Directas con El Padre Eterno - Tomo II - Pag. 26-27-28