sábado, 12 de marzo de 2016

Coge los Pasos de Dios

En Sueño Profético decían:

Hay quien su sufrimiento le da paga del Cielo y hay quien su sufrimiento le pone con Dios en deuda, cuando dice “si me haces esto o aquello yo Te pago”, ya queda el que sufre y de Dios se va alejando por Creerlo poderoso y dejarlo sufrir tanto.

De estas tres formas de sufrir la primera es sufrir amando, la segunda es sufrir y Amor retirado y la tercera te lleva a que estés siempre pensando: “¿Por qué consiente Dios esto? ¿Por qué no castiga al malo? Yo que he sido siempre bueno y vivo este calvario. Si Tú eres poderoso no dejes que sufra tanto. Hay quien no cumple tus Leyes y siempre le estás premiando. Tienes ricos y tienes pobres y, a veces, los ricos son malos; tienes hombres que son monstruos y otros con pincel pintados; unos que su vista alarga hasta que ya son ancianos y otros a temprana edad van caminando con palo, que la vista al andar es el servicio que les hace el palo; y otros tullidos en silla, que las ruedas son sus pasos”.

Esto es una pequeñez de los insultos que el que sufre a Dios le manda.

Desperté, oí:

Si ahí sufres con Dios Aquí Él te guarda premio.

Que ahí manda anticipo y Aquí no hace descuento.

Te manda un anticipo crecido para que tú vayas repartiendo su Amor.

En cambio, si sufres sin Él te pasaran pensamientos, todos en contra de Él y a favor del Demonio.

Por mucho sufrir que tengas no dejes de amar al Cielo, que de Aquí sale la paga que Dios manda sin descuento.

Conserva siempre tu espíritu pensando que ahí no queda y no consientas que el sufrir haga que la Gloria pierdas.

Coge los Pasos de Dios y pide sentir sus Telas.

Esto lo dijo un Discípulo a uno para que al Maestro siguiera.

Pues cuando sigas ya sientes y el sufrir no te atormenta.


***

Libro 65 - Dios Habla al No Quiero del Hombre - Tomo V