domingo, 3 de abril de 2016

El Amor da la Obediencia

En Sueño Profético hablaban Discípulos de Dios Hombre. Se oyeron todos los nombres, pero continuaron el diálogo Juan y Felipe.

Dijo Juan:

No pasa por mis oídos oír que a Dios aman, y que no obedezcan. Tuvimos varias respuestas dadas por nuestro Maestro en contestación de preguntas que le hacían.

Estando ya el día terminado de haber ido con el Maestro a predicar a sitios distintos, y ya todos refiriendo lo que habíamos oído de creyentes e incrédulos, se acercó uno a mí y me dijo:

   –Yo quisiera contar mi vida, por saber si voy camino de alcanzar lo que tu Maestro nos promete.

A esto le dije:

   –Yo obedezco lo que Él me manda, pero yo no mando para que otros obedezcan cuando Él está delante. Yo, cuando mando, no mando; y cuando digo, no digo. Él me dice: “Ve y Di”. Este “Ve” y este “Di” es Dios nombrándose así mismo. Dios Padre le habla al Hijo, y el Hijo te responderá.

Se acercó el Maestro y empezó preguntándole:

   –¿Tú vienes dispuesto a servir a la Obediencia?.

Y contestó:

   –¡Bueno…! Según lo que me mandes.

Ya respondió el Maestro con un Poder de Aquí, del Cielo.

   –Tú, antes de saber el Camino que te lleva a mi Reino, tienes que amar y luego preguntar. Si amas, no dices: “según me mandes”; dices: “eso es poco”, cuando hubieras practicado mi Enseñanza. Pero ya te cansa la Obediencia cuando aún no has empezado.

¡Qué bien redactado está el dictado! –dijo Felipe.

Desperté, oí:

Sin Obediencia no puedes hacerte amigo de los que hay en esta Gloria.

Sin Obediencia no puedes aprender lo que a Dios le gusta.

Éste quería saber y luego no obedecer.

Dios no le dijo el Camino que tenía para el Cielo, porque Amor era primero.

El Amor da la Obediencia cuando te digan: “Dios me ha dicho: Ve y Di”

La Obediencia cuando amas es continuación del Amor.

Y el Amor te hace que obedezcas.

Si amas, obedeces. Y si no amas, preguntas.


***

Libro 3 - La Palabra del Creador - Tomo I - C5