viernes, 22 de abril de 2016

Las puertas han abierto aunque las vean cerradas

En Sueño Profético decían:

Si Dios no fuera delante del que Dios manda, a éste le cortarían el paso. Si Dios no fuera delante todo quedaba en fracaso, por la maldad del hombre.

Dijo uno:

El hombre cuando se trata de Dios se prepara de palabras y de acción para impedir el paso que el Elegido lleva, sin pensar que Dios es Dios y le sobran las fronteras para dar Comunicación del Mando que el Elegido lleva. Si esto no fuera así no habría quien se moviera con el Mensaje de Dios.

¡Qué poco esperan los hombres esta Luna alta y clara que deslumbra al que la mira y que no pueden tocarla!

Gran desprecio dan al que Aquí tiene contacto, pero luego cambiaran desprecio por grandes llantos. Llamada por negación y perdón por insultarlo cuando nunca se creyeron que Esto sería escándalo.

Desperté, oí:

¡Qué cierto que a Dios lo busca el hombre más veces para Insultarlo cuando cree que aparece en alguien su Voz o su Mando!

Insulta desconfiando y cuando algo ve claro ya empieza a ponerle tapias.

Ya empiezan los “no” con fuerza, sin recordar Evangelio, que son sus Palabras.

Sin querer que sea vivo porque vivo no hace falta.

Aquí no han podido hacer lo que le han quedado en ganas.

Y las puertas han abierto aunque las vean cerradas.


***

Libro 65 - Dios Habla al No Quiero del Hombre - Tomo V