martes, 12 de abril de 2016

La Comunicación en Arrobo

En Sueño Profético hablaban de la Aparición y de la Comunicación. Decían:

La Aparición no tiene justificante para el que te oiga contar la Aparición, puede hacer Milagros, pero ya es la Fe que el que oye le ponga. Pero la Comunicación son palabras y hechos que presentas y que quedan grabados para el estudio mundial del hombre, sin temor y sí con valentía para el que Dios le da esta Comunicación de Enseñanza.

La Comunicación en Arrobo y en dictado es la máxima, en lo sobrenatural y en lo invisible, para el espíritu con cuerpo.

Dijo uno:

Este Caso, hoy viviente, es el único en su abundancia de Comunicaciones y aclaraciones de la Vida Eterna sin cuerpo, del andar donde no hay suelo, del morir todos los días y luego volver al cuerpo (esto tiene el nombre de Arrobo).

A esto los estudios del hombre culto aún no han llegado por no creerlo preciso para el paso de esa vida. Aquí se ve la falta de inteligencia que, por si solo, tiene el hombre.

Desperté, oí:

¿Se puede llamar inteligente al que desconozca, por desprecio, esta Enseñanza?

¿Se puede llamar cultura el saber el funcionamiento del cuerpo por un cuerpo muerto que estudian y no querer aprender de donde viene y a donde vuelve la vida?

Estos estudios tienen que llegar al hombre porque el saber del hombre siempre llega a su tope.

En la Enseñanza del espíritu, siendo la misma Enseñanza, siempre verás algo nuevo, siendo las mismas Palabras.

La Comunicación de Dios es la carrera más larga, la más fácil de aprender y la que más renta paga.

Ahí enseñas a no morir y Aquí, luego, Dios te manda.

Lo que tienes que pensar es que esa vida hay que dejarla.


***

Libro 67 - Meditaciones y Palabras Directas con El Padre Eterno - Tomo VII