lunes, 11 de abril de 2016

Gran Teología Dios nos manda

En Sueño Profético decían:

¡Qué Paz da el creer que Dios vive Aquí en la Gloria!

Es un caminar tranquilo,
y a veces es de ansiedad,
de un Amor que tú quisieras
estar hablando nada más,
de esta Gloria que te habla
el que Aquí viene y va
otra vez al cuerpo muerto.

Yo contesto: “Soy Tomás,
que hoy dicto el Mensaje
que Dios me manda dictar”.

Con esta Publicación querrán comparar escritos de otros Elegidos, pero el superar de éstos no lo encontraran, ni el igual. Hoy son únicos. Dios quiere que llegue esta Teología al último palmo de Tierra, como llegó su Venida. Luego, que el hombre obre según su espíritu, según la Libertad que coja de la que Dios le deja. Esta Teología es manjar para el espíritu y barrera para el pecado. Esta Teología está dictada para la infancia, para el que ya es responsable de sus actos y, ¡cómo no!, para el teólogo. Para éste es guía que Dios le manda, pastor que guía al rebaño con su saber; pastor que desvía al cordero del peligro llevándolo al rebaño, peligro sólo de cuerpo, cuerpo que sólo es carne porque Dios así lo ha hecho. Gran Teología Dios nos manda dictada de esta Gloria. Esto es querer discutirle al Sol sus rayos.

Yo, Tomás de Aquino, aseguro que este Mandato es triunfo seguro de esta Enseñanza.

Desperté, oí:

Ahí ve el hombre claro
cómo es esta Teología
que de la Gloria dictamos.

Que no miren el Lugar,
que miren que dicta Dios
para al teólogo enseñar.

Esto es decir “no veo”,
y los ojos apretar.

Esto es decir “mentira”,
sin que estudies la verdad.

Esto es dar sufrimiento
al que Aquí Dios trae ya.

Ve igualando estas frases
que ella escribe al dictar.

Ahora voy a querer ver
sin los ojos apretar.

Ahora quiero saber,
y mentira no dirás.

Pide un perdón honrado,
que es postura material.

Ya que las has igualado,
tendrás ganas de llorar.

No hay quien haga esto falso,
cuando a Dios amaba ya.

TOMÁS DE AQUINO


***

Libro 5 - Dios Comunica y Da Nombres - Tomo I - Cierre de libro