jueves, 6 de noviembre de 2014

El que no respete al Profeta, que no espere la unión con Dios

En Sueño Profético decían:

Hay quien busca a Dios por Amor, y hay quien Lo busca desafiándolo.

Si Dios no fuera Dios, se buscaría su Mensaje.

El que no respete al Profeta, que no espere la unión con Dios.

No se puede querer a Dios despreciando a sus Santos.

Hay quien quiere a Dios como decoración.

Dios es amigo del que pecó, no del que está pecando.

El Profeta comunica, enseña, apacienta; sus Palabras dejan imagen.

Dios elige para que su Palabra tenga continuación.

Oyendo al Elegido y abrazando el Mensaje, quedas libre de la condenación.

La Comunicación de Dios no es para la carne, es para el espíritu.

La persona que hace uso de la delicadeza, alaba a Dios.

La delicadeza no es para la carne, sino para el espíritu. Ésta, pocos saben emplearla en su momento.

Desperté, oí:

El que cree en el Profeta, cree en Dios.

El que en Dios sí y en el Profeta no, no cree en ninguno.

La Comunicación de Dios no puede faltarle al hombre.

Dios tiene que vivir entre el hombre.

Si así no fuera, no habría más de una docena de acuerdo.

El hombre nace y el hombre se deshace.


***

Libro 11 - Te Habla el Profeta - Tomo II - C4