viernes, 6 de febrero de 2015

Como Milagro del Cielo

En Sueño Profético decían:

Tiene paso que el hombre cometa un error hablando del hombre, pero que lo cometa en la línea de Dios, es imperdonable. El hombre tiene datos suficientes para hablar de Dios y conocer las actuaciones que en el hombre haya, en las que diga: “no son mías, son de Dios”.

Cuando Dios bajó a la Tierra, no dio su Enseñanza para un número reducido de hombres, ni bajó para un pueblo, bajó para el mundo entero. Ya, el hombre, que enseñara de unos a otros, de pueblos a pueblos, de generación a generación. Pero son pocos los que Lo siguen, y menos, los que quieren saber de Él.

Dijo uno:

Más de 20 años se habla de estos Escritos, que no admiten querer que sean de Dios o querer que no sean. Leyéndolos, los destacas del escrito hecho por el hombre. Al ver que no son del hombre, tienen que ser de Dios. Y si son de Dios, ¿qué te impide el aceptarlos? ¿Es que no ves que es el mismo Lenguaje de Dios? Luego vendrán falsificaciones, falsas de apuntes que de estos Libros tomarán. Así no dan buena Enseñanza para el que quiera aprender cuando alguien diga: “esto Sobrenatural me pasó”. Enseñanza que Dios quiere que ella deje que sea visada por hombres que le den valor a los Escritos, aunque no sean hombres de entrega a Dios.

Dios da Libertad y obliga a cumplir justicia, a que la cultura de la Tierra reconozca esta inmensa Teología y Literatura, la apruebe y ridiculice al que quiera desprestigiarla.

Estos Libros quedarán como Milagro del Cielo, como dejó sus Palabras, como resucitó a los muertos, como hacía los milagros para que cuando fuera al Padre vieran que era Dios, porque se llevó hasta el Cuerpo. Hasta no dejando nada, les dejó justificación: la tierra alborotada, que pudo sacar el Cuerpo sin que nada se notara. Aquí tuvieron que cundir que era Dios: los guardas no vieron nada.

Desperté, oí:

¿Cuántos hablan de estos Libros,
incluso en la misma España?

¿Y en el sitio que han nacido
día a día sus Palabras?

Si esto es para el mundo,
¿por qué no vuela Enseñanza?

Es el hombre el que no quiere
que se sepa cuando Dios
se comunica a los hombres.

Por eso, Dios los publica,
al querer o no querer el hombre.

Y aceptan publicación
hombres de alto relieve.

Porque lo que Dios ahí manda,
es recordando a los hombres
que acepten esta Enseñanza,
que es para lo que no muere.

Él deja Libertad,
y obliga a que firma quede,
por los que vienen detrás.

Esta Enseñanza se queda
por Dios mismo publica'.

Pues si se deja al hombre,
no sale como hoy va.

Aquí se palpa Sabiduría
sin poder hombre llegar.

No sabe el hombre, de Dios,
porque le falta el amar.


***

Libro 14 - Dios Manda en su Gloria que Enseñen - Tomo II - Preámbulo