jueves, 12 de febrero de 2015

Intimidad de Gloria

En Sueño Profético hablaban de estas Comunicaciones. Explicaban el porqué de ellas. Decían:

Dios ha querido traer a ella a la Intimidad de su Mundo Eterno. Dios ha querido que viva normal después de los arrobos. Dios quiere que esta Enseñanza sea cundida y pensada por el hombre, que el hombre piense con esta Enseñanza que el Mundo de Dios no tiene cambio.

Todos los que están en la Gloria, quisieron y amaron. Todos los espíritus que Dios manda que cuenten su vivir, de cuando vivieron con materia, verá el hombre que cuentan lo mismo que hoy: amar a Dios o vivir en el pecado; que amar a Dios es lo que Él tiene mandado. Éstos, luego, si Dios los manda, cuentan su vida para que otros amen. Esta Intimidad de Gloria, Dios la quiere y Él la hace. Nadie puede decir el por qué a mí no me arroba; nadie puede hacer preguntas pidiéndole a Dios cuentas, porque entonces no hay Amor, y si no hay Amor, ya todo sobra: ya te sobra la Enseñanza y vives la vida que te enseña el hombre que no cree en la Existencia de Dios, el hombre que enseña en contra de Dios, el hombre que quiere juntar pecado con Dios, el hombre que con sus teorías le sirve al demonio.

Dios quiere que estas Comunicaciones sean oídas y comparadas, para que el hombre aprenda cómo tener Vida Eterna, o cómo estar muerto para este Dios. Este Mundo sin materia es el que le da vida al mundo del que el hombre se cree dueño.

Desperté, oí:

¡Cuánto tendría para aprender
de estas Comunicaciones,
si el hombre aprender quisiera!

Más claro que Luz del Cielo,
te explican arrobo y Sueño.

Los espíritus de Gloria
cuentan su vida pasada.

Aquella vida tan corta.

Cuentan hechos que ocurrieron,
que hoy sirven de ejemplo.

Unos fueron a ellos mismos,
otros, que ellos los vieron.
¿No ves claro pecador
que Dios te ofrece su Reino?

Busca y aprende a vivir,
desde ahora, en el Cielo.

Que no hay martirio mayor,
que Dios te cierre su Reino.


***

Libro 7 - Investigaciones a la Verdad - Tomo I - C1