lunes, 16 de febrero de 2015

La palabra cristiano

En Sueño Profético decían:

No hay cosa que dé más fuerza, que vivir dando buen ejemplo.

Dijo uno:

El buen ejemplo sale de Aquí,
de donde sólo vive espíritu sin cuerpo.

El buen ejemplo puede tirar de los malos
y meterlos en el Cielo.

El buen ejemplo no te cuesta dinero,
no te duele la carne,
y todos pueden hacerlo.

El buen ejemplo es
para hombres y mujeres
y para niños pequeños;
que a estos pequeños eres tú
el que presentas ejemplo
en la forma de amarlos
y en la forma de quererlos,
en la forma de enseñarles
la Oración del Padre Nuestro.

Y ya, si ellos te han visto
practicar los Mandamientos,
puedes vivir tranquilo,
que viviste dando ejemplo.

Ejemplo es caballero, señorío
y tener a Dios contento.
No importa que seas rico
o que seas pordiosero,
porque las Leyes de Dios
no tienen ningún letrero.
Lo mismo entran en Gloria,
que entran en el Infierno,
los ricos o los pordioseros.

La entrada en Gloria la tiene
el que vive dando ejemplo
del nombre que Él les puso,
cristianos, por ser el Cristo primero,
por vivir ahí con el hombre
y morir dejando ejemplo.

Desperté, oí:

Si te tienes por cristiano,
haz siembra de buen ejemplo.

Y por donde te vean pasar,
recordarás Mandamientos.

Puedes ser un caballero
y que la gente lo diga,
pero tú no dar desprecio.

Puedes ser un pordiosero,
y en tu forma de pedir,
enseñar a caballeros.

El ejemplo que Dios pide
es para ganar el Cielo.

Pero si haces pecados,
tú mismo te vas borrando
la palabra de cristiano.


***

Libro 12 - Dios Comunica y Da Nombres - Tomo II - Cierre del Libro