lunes, 10 de octubre de 2011

El día que Dios no se comunique, el mundo material se acabará - Libro 4 - Te Habla El Profeta - Tomo I - Pag. 130-131


En Sueño Profético hablaban de la Existencia de Dios, de su Amor y de su Perdón. Decían:

Si Dios no se comunicara al hombre, Dios no se enfadaba porque pensara el hombre: ¿Quién ha visto a Dios?

La Existencia de Dios es para comunicarse al hombre, para vivir con el hombre. El Amor de Dios es para enseñar a que el hombre se ame. Y su Perdón es para que si quiere el hombre se salve.

Para que esto cumpla el hombre tiene Dios que hablar al hombre; tiene el hombre que ver a Dios de Hombre, y esta Visión-Comunicación convierte a todo en un Mensaje de Enseñanza sin duda, aceptando la Existencia de Dios Padre, la Existencia de Dios Hombre y la Existencia de Dios Espíritu. Estos Tres Dioses nombrados son Uno, que el que Dios se le hace presente Lo ve en Tres, quedando siempre el arrobo hecho por un sólo Dios Único, viendo el arrobado Visión con volumen y colorido, hecho con el Poder de Dios en su misma Presencia. De Aquí sale el Amor Divino. De Aquí sale el Perdón. Si Dios no se hace visible al hombre, ¿cómo saber esto el hombre?

Desperté, oí:

El hombre, si quiere, sabe que hay Dios, pero esto que cuenta el arrobado no puede saberlo.

Dios siempre, como el día y la noche, está visible para que el hombre Lo vea.

El día que Dios no se comunique, da por fijo que el mundo material se acaba.

Se acaba porque quiere el hombre y porque Dios no es el hombre.

Si Dios fuera el hombre, no usaba el Perdón.

Porque Dios no necesita al hombre.

Dios trae al hombre a su Gloria para que enseñe al que quiera ganar o perder la Gloria.

Cuando el hombre ame a Dios, aceptará sin protesta su Palabra y su Visión.

Porque el Amor te recuerda la Existencia de este Dios.

Dios no necesita al hombre, lo busca por compasión.


***