jueves, 6 de octubre de 2011

El Amor Divino - Libro 6 - Dios Manda en Su Gloria Que Enseñen - Tomo I - Pag. 60-61-62


En Sueño Profético hablaban del Amor Divino. Decían:

Se hacen comparaciones del amor, comparando amor con otros amores, pero el Divino, no se encuentra con amor con el que poder compararlo.

Uno dijo:

Este Amor, el que lo tenga, a todo le envuelve Amor. Yo viví mi vida con materia, larga, y conocía al que a Dios quería por el Amor que en todo ponía. Me gustaba preguntar cuando veía Amor en lo que estaban haciendo. Más de una vez me paré, y me sirvió de buen ejemplo las respuestas que me daban después de haber visto el hecho. Aquí cito uno de ellos:

Un día, iba yo temprano al trabajo y vi un hombre que no tenía veinte años poniéndole a una anciana una bufanda, y anudaba con primor. Fue pasar y dije estas palabras:

–¡Buen nieto y buen ejemplo!

Antes de terminar contestó la anciana:

–¡No es de mi familia! Se ha acercado a comprarme una torta y se ha compadecido de mi tiritar, y antes de coger la torta se ha quitado la bufanda, y ya está viendo... ¡Dios se lo pague! ¡Yo le pediré que le dé el premio! –y rompió en llanto.

Y sacándose del bolsillo una moneda, se la dio y quedaron todas las tortas vendidas, y él, una sola se llevo. Éste es el Amor que no tiene comparación.

Otro día, vi a una mujer recogiendo unos vidrios de cristal, y los echaba en un canasto envueltos en un papel, y también le pregunte el por qué los recogía después que se le rompieran. Levantó la cabeza y me dijo:

–¡No son míos estos vidrios! Es que en la casa de arriba hay una escuela, pasan los niños y se pueden herir. ¡Qué menos puedo agradecer a Dios que quitarlos, ya que yo he pasado y los he visto! Si no los veo, ¿cómo irían mis pies con estas albarcas tan rotas que llevo? Doy mis gracias a Dios quitándolos, y Dios me dará su Reino. Aquí no le pido nada, sin nada yo voy viviendo. ¿Hay algo mayor en el mundo que el Amor de Dios del Cielo...?

Desperté, oí:

Con este Amor de este Dios,
Amor siempre te van viendo.

El que goce de este Amor,
entra y sale en el Cielo.

Porque enseña a que se amen
sin intereses por medio.


***