viernes, 2 de diciembre de 2016

Dios quiere que el hombre siempre sea niño

En Sueño Profético decían:

No es enseñanza perfecta saber sólo de ese mundo, donde todo ahí se queda. La Enseñanza del espíritu debe ser la primera, para que cuando sean hombres, hacer la vida sabiendo que al espíritu nunca la muerte le llega. Que el espíritu es eterno, es eterno en la Gloria, y es eterno donde no verán a Dios, que por eso tiene nombre de Infierno, sitio ya sin Salvación.

Dijo uno:

El hombre, con tanto estudio, no se para y hace stop. Que esa vida, sin Ésta, no tiene explicación que Dios bajara a la Tierra para enseñar a los hombres que existe una vida eterna, de Gloria o de martirio. Si estás en la Gloria, nadie puede ya quitártela. Y si estás en el Infierno, nadie puede sacarte. El único con Poder para hacerlo sería Dios, y su Presencia desbarataría el Infierno, pero esto ya sería querer a Dios por su Poder y Fuerza. Pero esto no es Dios.

Desperté, oí:

Dios, los que sí entra en su Gloria, sin que nadie mande en ellos, son los niños.

Aquí no cuentan nombre ni apellidos de los que ahí fueron dueños de los niños.

Dios quiere que el hombre siempre sea niño, para que tenga siempre su Reino Prometido.

Por eso tienes que enseñar de la Tierra después que enseñar del Cielo.

Y ya le quitas importancia a lo que tienes por primero.


***

Libro 29 - Dios Manda en Su Gloria, que Enseñen - Tomo IV - C4