lunes, 19 de diciembre de 2016

Espíritu enredado no es espíritu limpio

En Sueño Profético decían:

Intentarán quitar de este Mando
al que más Mando pueda hacer,
y Dios te irá iluminando
acción y palabras que vayan de Él.

¿Cómo el hombre que no quiere que esto sea,
no ve claro este Poder?

Es la basura del cuerpo
la que no lo quiere ver.

Si el árbol mueve la hoja,
el aire la hizo mover.

Dios, cuando elige,
ya sabe cómo el Lugar
la obediencia va a coger.

Tan sólo el pensar esto,
no da derecho a tener
en desprecio al Instrumento.

Dijo uno:

Dios Hombre apartó al que quería estar apartado de Él, y llevaba al que quería su Mando. Si el gentil no acudía, no quería Mando. Si el que sembraba la tierra Lo buscaba para que le mandara, ya a éste no lo apartaba, le daba premio cuando le mandaba Mando que otros no podían saber.

Si estudias estas palabras y tienes que poner nota, se la pones más alta al que siembra que al gentil. Lo que el gentil tiene, Dios se lo puede dar a otro. Al que labra la Tierra, se lo da a Dios en su cosecha, porque a Dios pidió para su espíritu y tiene a Dios por Dueño de ella.

Desperté, oí:

¡Cómo te aclara el Mensaje
que el valor del hombre
lo lleva el espíritu!

Que el espíritu enredado
no es espíritu limpio
y Dios no le manda Mando.

Si el gentil lo tiene limpio,
más aprisa pide Mando.

Y Dios, de Él no lo retira.

Da pena el publicar
que el hombre,
a más inteligencia y cultura,
más lejos de Dios está.

Si estás lejos,
ya no entiendes el Mando
que este Mando da.

Y en vez de pedir Mando,
protesta el oír mandar.

Si cultura y adelanto
te retiraran de este Cielo,
piensa que llevas de sombra
espíritu que no es bueno.


***

Libro 27 - Dios Habla al No Quiero del Hombre - Tomo II - C3