jueves, 17 de noviembre de 2011

¿De qué sirve el Evangelio si tienes a Dios por Muerto? - Libro 9 - Dios Habla al No Quiero del Hombre - Tomo I - Pag. 51-52


En Sueño Profético decían:

Por falta de Amor no es comprendido el Mensaje. Si todos amaran, no había duda que esto fuera dicho Aquí. Siempre que Dios quiere hablarle al hombre Aquí, en su Gloria, hay grandes ofensas a Dios, hay persecuciones, hay insultos para el Portavoz, hay negación a reconocer que Dios habla en el Lugar que Dios ha querido que adoren la escucha del Mensaje por ser Instrumento sin defecto a la vista del hombre.

Dijo uno:

Dios presenta el Lugar sin trabucación para el hombre, y les deja ver el fruto. Si el fruto es bueno, el árbol es sano. Si el fruto es bueno, ¿por qué querer apedrear el árbol? Siempre que Dios elige para enseñar de la Vida Eterna, deja ver la Verdad. Si no fuera así, no se ofendía a Dios. Si el Lugar que Dios sale su Palabra no cumpliera el Evangelio con Amor, con ansiedad y con constancia, dejaba sitio para la duda, y Dios no era Dios.

Quede escrito y publicado, que vivir en el Prójimo espiritual y material, siempre con deseos tan sólo de llevar Paz, vestir al desnudo y alimentar al hambriento, esto es Dios su Palabra actuando en acción y resonancia. El que viva así, no necesita estudiar para que vean a Dios ir y venir en su vida.

Otro dijo:

Para que el hombre aceptara que Dios dictaba estos Dictados que quisiera el hombre ver, Aquí se da la respuesta: es respuesta sin amar a Dios, es respuesta desafiando a Dios, es respuesta de hombre ciego que no ama a Dios.

Desperté, oí:

¡Cuánto mal hace el hombre
con no aceptar la Palabra
que Dios dice en otro hombre!

¿De qué sirve el Evangelio
si tienes a Dios por Muerto?

¿De qué sirve tu creencia
si Le niegas su Existencia?

Piensa en el fruto del árbol,
y tendrás siempre presente:
“Aquí fijo no hay engaño”.

Este presente te hará
que vayas tu mal borrando.


***