miércoles, 8 de agosto de 2012

El espíritu aprende antes lo malo que lo bueno

En Sueño Profético hablaban del espíritu. Decían:

El espíritu aprende antes lo malo que lo bueno. Razones: la materia va arrinconando todo lo que a Dios le agrada, haciendo ver que, el que ama a Dios y está pendiente del Mensaje de Dios, es un retrógrado. Esta palabra no va dicha en el que ame a Dios. El que ama, no tiene movimiento las Palabras dichas por Dios Padre a Dios Hijo. Dios Padre mandó al Hijo para que enseñara a que se amaran, y este Amor les daría la Paz. Estas Palabras no pueden tener reforma por el hombre.

Desperté, oí:

Dios Hijo recordó las Palabras que el Padre, a Él, había encomendado.

Él cumplió la Voluntad del Padre, y dicho dejó: “Amaos como Yo os he amado. Yo voy al Padre, y si vosotros os amáis, entraréis en mi Reino”.       

Si no practicas el Amor, la Paz y la Caridad, tú no puedes entrar en su Reino.

La Gloria de Dios es Paz, y la Paz de Dios es Gloria.

Esta Gloria no modifica.

Esta Gloria no puede cambiar la humildad por la vanidad, la paciencia por la ira, amar al Prójimo por el desprecio a este Prójimo, y el recato por el desnudismo.

Cambiar esto, es haber sólo Infierno.

E Infierno sin Dios, no puede ser.

Puede ser Gloria sin Infierno, pero sería Dios sin Libertad, y ya no era este Inmenso Dios.

Si Dios prohibiera la condenación, no era Dios, era un hombre.

Y ya no había persecución.


***

Libro 8 - Dios No Quiere, Permite - Tomo I - Pag. 118-119