miércoles, 22 de septiembre de 2010

Busca a pecadores, que Yo te daré las Fuerzas - Libro 39 - Dios Comunica y Da Nombres - Tomo IV - Pag. 149-150-151


En Sueño Profético decían:

No hay cosa que dé más Paz que tener siempre a Dios en tu memoria. Que ésta te ayuda a recordar que sin Dios no tendrás Gloria. Ya te hace que recuerdes si hiciste algo mal, que a Dios sufrir mandaste, que pidas a Dios el Perdón sin que te oiga nadie. Tu memoria lo recuerda porque tú amaste y sigues amando, cuando a Dios quieres quitarle disgusto y enfado.

Dijo Agustín de Mónica:

Siempre que se hace lo que no es de Dios, es porque a Dios no tienes siempre en tu pensamiento. El engaño de la Tierra te ofrece pecado, y cuando te das cuenta y quieres dejarlo, no hay sufrimiento mayor. Que este sufrir sale a la cara porque te quita las ganas de todo, y tú mismo te apartas del que sabe que pecaste, porque ya mal te tratan, aunque palabras no oigas, pero te dan la espalda. Y ya las noches el sueño te niegan, y el pecado en tu pensamiento lo agrandas. Yo pedí a Dios estar enfermo por si compasión me daban. Mi primer Éxtasis fue el que me quitó de que llamara a la muerte, que día y noche la pedía con mis manos en mi frente. Estando una noche así, estas Palabras oí:

Agustín, si siempre tienes mi Presencia, busca a pecadores, que Yo te daré las Fuerzas.

Desperté, oí:

Mis pecados tenía presentes y me hacían buscar a pecadores, que me hacían confesión.

Me contaban las noches que las lágrimas la almohada mojaban.

Y esta era mi contestación:

Si esto te está pasando, tú quieres el Perdón. No te tapes de cundir que dejaste el pecado y que serás perdonado como lo fue Agustín.

Pero tienes que odiar el mal que hiciste, y buscar a pecadores que sigan pecando porque Caridad con ellos no hay.

Si el que pecó, su arrepentimiento es por Dios, que ponga la mirada en el Cielo, y oirá el Perdón.

Esto lo dice Agustín, con el Mando de Dios.

AGUSTÍN DE MÓNICA


***