miércoles, 29 de septiembre de 2010

Esta Enseñanza no puedes compararla porque no tiene imagen ni sonido - Libro Recopilación - Hechos de Jesús Perdidos, Hoy Dictados en Gloria - Pag. 537


En Sueño Profético decían:

Es difícil enseñar para el espíritu si el amén no es contestado. Pero un amén que tú digas: “yo estaré equivocado”. Es difícil, porque el enseñar para el cuerpo, pone imagen y sonido, y muchas comparaciones el que ya tiene nombre de profesor. Éste, ni sufre ni le importa que no haya muchos profesores. Si hay pocos, él, más profesor se pone.

La Enseñanza del espíritu, que de Aquí baja a la Tierra, si no fuera de Dios, se agotaría la Paciencia.

Dijo uno:

Tienes que decir el “no” donde el “no” les molesta.

Tienes que decir es torre donde ellos ven pradera.

Tienes que enseñar al bueno, que escondido entre lo bueno se puede meter y esconder lo malo.

Desperté, oí:

Dios Hombre enseña a sus Discípulos para que conozcan cuándo un espíritu quiere apartarlos de la Verdad de su Maestro.

Este espíritu, que está en contra de Dios, él buscará dónde tomar aposento para juntar defensores que en contra de la Enseñanza de Dios se pongan.

Acampa en el sufrimiento y busca donde dejar desesperación.

Te hace que veas imposible lo que es fácil para Dios.

Que tan sólo con nombrar su Nombre, Único Poderoso y Creador, te deja Paz en tu espíritu.

Esta Enseñanza la aprendes, pero no puedes compararla porque no tiene imagen ni sonido.

Tiene el amén que des, que Dios enseñó a sus Discípulos.


***