jueves, 12 de marzo de 2015

El Hombre desprecia la Llamada de Dios

En Sueño Profético hablaban del desprecio tan grande que el hombre le tiene a la Llamada de Dios.

Es desprecio porque no hay Amor ni temor.

Éstos se escandalizan cuando Dios elige. ¡Que Dios no elige! Si Dios eligiera, ya no sería Dios. Dios elige cuando con tu forma de vivir Le mandas Amor y Le pides que te mande.

Si estudias estas Palabras, eres tú el que eliges, y ya ven todos que Dios te está mandando.

Dijo uno:

Pero que no sea pedir a cambio: “Señor, yo Te sigo cuando Tú ya me has dado aquello que yo Te pido”.

Esto es petición sin Amor y sin tenerlo por Dios Poderoso. Aquí Dios no elige, porque sería amar a Dios y servirlo con cambio y exigencia.

Esto no es Dios, Dueño del Cielo y la Tierra, Presencia Divina de tu espíritu y materia cuando vives su Camino.

Desperté, oí:

Los que viven hoy bien,
van a vivir mal
cuando vean que se cumplen tus peticiones.
  
No puedes negar, si a Dios amas,
aquello que de sobra tienes,
al que lo veas sufrir
con el Mando que de Aquí lleve.

Este Elegido, él elige,
y luego Dios le da nombre.

Sufre el desprecio de aquel
que, al no amar, no comprende.

Luego vendrán sin saber
la disculpa que aquí ponen.

Pero el Instrumento contestará
con el Mando que de Aquí lleve.

Entonces extrañará,
cuando el sufrir a ellos les llegue
y Dios no les dé respuesta
por el Instrumento que hoy tienen.


***

Libro 18 - Dios No Quiere, Permite - Tomo III - C8