domingo, 22 de marzo de 2015

Hazle la contra a tu carne

En Sueño Profético decían:

Hazle la contra a tu carne que ésta está siempre en contra del Cielo, si no de acción de palabras o de pensamiento. Hazle la contra a tu carne y nunca tendrás remordimiento. Que la carne se subleva en el dolor o en el sufrir que de otro estés recibiendo.

Vive tu vida de espíritu que éste siempre te da buen consejo, cuando el espíritu es de Dios. Que esto lo sabe el cuerpo cuando viene tentación y espera tu desprecio, porque sabe que tu espíritu es de Dios.

Dijo uno:

El enemigo del hombre es la carne porque acecha para hacerte comparaciones y retirarte de Dios. Pocas veces te aconseja “más sufrió el Creador y más sigue sufriendo con el pecado del hombre”. Si haces este pensar vas corrigiendo a la carne y quitándote de encima el espíritu del mal.

Esta Enseñanza debe ponerse en sitios como cursos de espiritualidad para ir arrinconando al pecado, para echarlo a su sitio que es el Infierno, el abismo, destierro sin Dios.

Desperté, oí:

Debería salir con voz de cante esta alabanza que Aquí, en la Gloria, dictamos:

     - Gracias Señor por haber conocido el Lugar donde estás hablando. Gracias Señor por enseñarnos los caminos que el hombre tiene olvidados.

¡Qué alegría poder decir!:

     - Es el Evangelio que dijo y que ahora está recordando para que no lo olvide el hombre, si es que quiere ser salvado.

¡Qué alegría poder decir!:

     - Conozco al que hoy Dios en él está hablando.

Que también son elegidos estos tiempos que han tocado.

Pero el hombre Le paga a Dios viviendo en el pecado.

Dale desprecio a tu cuerpo hasta que veas que cumple lo que Dios tiene mandado.


***

Libro 65 - Dios Habla al No Quiero del Hombre - Tomo V