viernes, 11 de febrero de 2011

El Tren - Libro 1 - Meditaciones y Palabras Directas con El Padre Eterno - Tomo I - Pag. 221-222-223


En Sueño Profético vi un tren y uno dijo:

Este tren simboliza el Viaje Eterno. Este tren ya llegó a su final, y Aquí termina el viaje.

Antes que este tren, vinieron muchos, pero con vía distinta, que no llega a la Eternidad. Fue dejando viajeros donde ellos habían sacado su billete. Este billete es sacado por el mismo viajero, que antes pagó contento con monedas del demonio. En este viaje se piensa poco y no se tiene el equipaje preparado.

El que Aquí viene, ha pensado en el viaje, ha preparado su equipaje y ha esperado el tren, y hoy vive en esta Eterna Gloria; Aquí vive sólo al Mando de Dios. Estos viajeros que quisieron hacer viaje Final, son los que Dios manda a comunicar a la materia, porque ya son de Dios, sin poder tener el hombre mando en ellos. Esto es Dios filtrándose al hombre; Dios Poder en Extracto, Poder en Sabiduría, Poder en ver lo que aún no ha nacido, por ser el Mismo Dios, Nacimiento.

Desperté, oí:

Este símbolo del tren
te ha explicado el viaje
de ese nada, terminado,
hasta llegar Aquí a la Gloria.

Te enseña a que no olvides
que el maquinista te acecha,
y si no hay equipaje,
al maquinista contentas.

Si este Mensaje lo aprendes,
ahora dicho en esta forma,
verás que Dios Lo que quiere
es que te venga a la memoria,
que esperes con alegría
el tren que viene a la Gloria.

Este viaje es seguro,
el venir Aquí a la Gloria.

Pero tienes que querer
y preparar tu equipaje,
aunque el hombre no vea bien.

Tú tienes que prepararlo
con Amor, y valentía a la vez.

Pues al viajar sin equipaje,
puedes otro tren coger,
que no llega hasta el Final,
y en la Gloria no te ves.

Porque en el tren de Infierno,
equipajes no se ven.

Debía pensar el hombre
en equipajes tener,
y Dios no tendría sufrir
de ver vacio el tren.

Dios Lo podría llenar,
pero serían viajeros
“amarraos” sin amarrar.

Como siempre, Dios es Dios,
dando Él la Libertad.


***