viernes, 22 de abril de 2011

¿Cómo se llega a amar? - Libro 5 - Dios Comunica y Da Nombres - Tomo I - Pag. 215-216


En Sueño Profético decían:

Yo vi un día preguntar a una
cómo se llegaba a amar,
y oí tal respuesta,
que a mí me hizo amar.
Fue Teresa la que dio
la respuesta sin pensar,
sin pensar “pa” el que la oyó,
que así la pudo juzgar.

Yo ya la oí otras veces,
y la buscaba donde sabía
que la podía oír hablar.
Luego tenía yo historia
para poder divulgar
cómo hablaba esta Teresa,
que dejaba a más “callás”,
que respuesta a ella le dieran.

Esta fue la respuesta
que de Teresa salió:
¿Qué cómo se llega a amar…?

Ya estás tomando la clase
porque la estás preguntando:
primero, querer saber cómo amar,
y aprender a querer en risa y llanto.

Pues si el llanto es de Dios,
no puedes llamarle llanto.
Y si la risa es sin Dios,
entonces llámale llanto.

Ama con Fuego de Dios,
que el Fuego lo trae el llanto,
y el llanto a veces es
de querer a este Dios tanto.

Poco tienes que aprender
si dispuesta estás a amarlo.

Yo creo que este Amor
se descubre hasta en los pasos,
porque ven que andando tú,
hay alguien que va empujando.

Ya sabes lo que es amar,
cuando tú estabas amando.

Desperté, oí:

Cuando ya me preguntó
cómo tenía que amar,
fue cuando sintió el Amor,
que Dios ya le hizo amar.

Primero, quiere amar.
Amando, sientes Amor.
Y luego buscas ansioso
donde te hablen de Dios,
te hablen de algún Sueño,
éxtasis o Revelación,
alguien que te diga amando:
“yo veo la Gloria de Dios”.

Este gran Amor se enseña,
practicando ya el Amor
en alegrías y penas.

Yo, de tanto como amo,
lo mismo amo riendo,
que amo viéndome el llanto.
¡Ay secreto del Amor,
que junto es risa y llanto!

TERESA DE ÁVILA


***