viernes, 29 de julio de 2011

El que más ama, más busca - Libro 4 - Te Habla El Profeta - Tomo I - Pag. 33-34


En Sueño Profético decían:

Donde no hay Paz, no hay Dios. Dios es Paz y Paz es Dios. Antes de la Comunicación de Dios está la Paz. Cuando Dios se comunica te da tal poder que la cima la haces llano.

No quiere a Dios más el que dice que Lo quiere, sino el que cumple sus Leyes. El que Lo ama, las cumple, y no queda ahí su contento, sino que hace que otros Lo amen.

El que no obedezca al Profeta, no obedece al Padre, no obedece al Hijo, y por consiguiente no cree en el Espíritu Santo, que es el Portador de Esto.

La despedida del Profeta la tienen que llorar más, por remordimiento.

El que cree en Dios, escucha el Mensaje reverenciando.

Desperté, oí:

El que más ama, más busca, más exige y menos obliga.

Más busca, porque el Amor le empuja a saber.

Más exige, porque en el Amor, esta exigencia, no es exigencia, es impaciencia y deseo de complacer al Amado.

Y no obliga, porque entonces no es Amor.

A Dios no le hace falta que tú Lo quieras, pero Él sabe que tú Lo necesitas.

El que a Dios quiere, a Dios busca.

Todo lo que se desea, se busca, cuando esto no sea pecado.


***