viernes, 8 de julio de 2011

Uno pregunta, otro da la respuesta - Libro 2 - Meditaciones y Palabras Directas con El Padre Eterno - Tomo I - Pag. 63-64


En Sueño Profético decían:

¿Qué es la Gloria?

Otro contestaba: “La Gloria es sitio donde Dios habita en Espíritu; sitio donde no puede entrar el pecado; sitio donde Dios tiene su Poder para mandar los espíritus a la carne y donde Dios entra a los espíritus que quisieron retorno; sitio que sale el espíritu por no haber otra Creación. De Aquí tiene que salir por lo anterior ya dicho, y de vuelta ya tiene dos sitios.

¿Cree el hombre en la Gloria, o habla más que cree? ¿Se puede querer Gloria sin Amor a Dios?

No. La Gloria la compone el Amor a Dios, el Amor que ahí tienes está unido a este Dios, y ya dices: “Quiero Gloria”.

¿Se puede sentir la Gloria, aunque en Gloria Aquí no estés?

Sí. Dios se deja sentir a través de tu materia; Dios hace tu carne transparente, entrando y saliendo su Espíritu, dejando de Huella la acción de la carne.

¿Puede el hombre escribir esta Gloria si no ha sido arrobado?

La Gloria, para hablar y escribir de ella, tienes que sentir Gloria. Si no sientes, no escribes, copias, copias de otro arrobado que Aquí trae Dios y enseña.

Ya por última pregunta y por última respuesta:

Si Dios no fuera este Dios, ¿qué pasaría en la Tierra?

Aquí terminó ya el Sueño, y terminó sin respuesta.

Desperté, oí:

Dos espíritus de Dios,
uno pregunta
y otro da la respuesta.

Uno es el profesor,
otro de alumno se queda.

Esta Enseñanza verás
que tiene dos mil maneras.

Cada Dictado que lees,
le verás mayor grandeza.

Le verás más sencillez,
le verás más fortaleza,
le verás al Mismo Dios,
que Aquí su Gloria te enseña.

¡Qué dictado tiene el hombre,
para que sepa y aprenda!

Para que aprenda y enseñe
a vivir la Vida Eterna.

TOMÁS DE AQUINO


***