lunes, 5 de septiembre de 2011

Si no amas a Dios poco harás bien hecho - Libro 9 - Dios Habla al No Quiero del Hombre - Tomo I - Pag. 34-35


En Sueño Profético hablaban de muchas cosas, y decían:

Este entender de Palabras Aquí en la Gloria, no es para que llegue al hombre. Esto es pasado, presente y prevenir para el futuro. Esto es Sabiduría de Dios a la ignorancia del hombre; Sabiduría con Humildad de Dios; Poder de Dios, dejando el Poder parado. Este espíritu, que aún espera materia, no decide sin este Mando. Este espíritu, Aquí oye y ahí debe ser interrogado.

Dijo uno:

Siempre ofende a Dios el hombre por el mismo pecado, pecado de indiferencia a su Comunicación, pecado de perseguir al que dice “Dios me dice”, pecado de levantar falsos testimonios al que cumple el servicio que Dios le manda, pecado por culpar a un espíritu que Dios arroba para la Salvación del hombre, y pecado por no conocer por falta de Amor.

El árbol, cuando el fruto esté a la vista y sea abundante, éste el hombre lo quita de la vista de los pecados. No hay pecado mayor que no amar a Dios. En faltando el Amor a Dios, puedes hacer toda clase de pecados.

Desperté, oí:

No hace falta pensar mucho, que si no amas a Dios poco harás bien hecho.

Pensando en este Arrobo, pecas culpando este hecho.

Bien claro es de comprender, que la materia que espera al espíritu arrobado, es Instrumento sin Mando.

Si tú piensas que Lo ofendes, no dudes que estás pecando.


***