viernes, 30 de septiembre de 2011

Dios habla por el Profeta - Libro 4 - Te Habla El Profeta - Tomo I - Pag.


En Sueño Profético decían:

Dios no le habla al Profeta, Dios habla por el Profeta. El Profeta coge el nombre de Dios, no Dios del Profeta; por eso el Profeta es calumniado; pero jamás puede decir el hombre que Dios no le habla porque tiene tal o cual defecto. Aquí sí Dios tiene esta voluntad arrobada, dejándola libre y en momentos prisionera.

Desperté, oí:

El que Dios elige para enseñar, no puede aprender de nadie.

Ni sus actuaciones pueden ser corregidas ni castigadas.

El Profeta es la máxima elevación del espíritu, una vez que es Dios el que habla en su boca.

Al que el Padre no perdonó fue al que maltrató al Hijo.


***