viernes, 19 de septiembre de 2014

Agua del venero cuando nace

En Sueño Profético hablaban de estas Comunicaciones de Dios. Decían:

Seguid caminos
que puedan obedecer
los que no quieren que sean.

Los lejos, estando lejos,
pueden mandar a los cerca.

Pero si los cerca no quieren,
por su actuación lo demuestran.
Esto dejan enterrado
el tiempo que ellos quieran.

Dijo uno:

Ya se pasó esta estación,
chica y sin importancia,
porque no aman a Dios.

Pues ya sigue el camino
que está el mando mayor.
Llama en la misma puerta,
que después se enterarán
los que no quieren que sea.

Si puedes beber el agua
del venero cuando nace,
¿por qué volver paso atrás
a beber de la sucia que dejaste?

No le pongas ya más tiempo
a los que han podido hacer
y por no amar a Dios,
no lo han hecho.

Estos pasos pertenecen
al que enseña el Evangelio.

Desperté, oí:

Deja ese lugar
como cosa que se olvida.

Y luego verás llorar
o impotencia con ira.

El Sitio que elige Dios
y el hombre le da desprecio,
no se merece la tierra
que el grano haga nacimiento.

Ni que el agua
llegue al suelo.

Si el hombre amara a Dios,
no podría vivir
con este comportamiento.

¡Nombran a Dios sin amarlo
y cometen sacrilegio!


***

Libro 19 - Dios Manda En Su Gloria que Enseñen - Tomo III - Pág. 121-122