martes, 15 de junio de 2010

Cuando te llega este Amor - Libro 81 - Dios Comunica y Da Nombres - Tomo VIII - Pag. 222-223


En Sueño Profético decían unas palabras que el que más amara mejor las comprendería:

Eran diciendo que si para todo cuentas con Dios, ya todo se arregla, porque Dios sabe tu interior y quiere que se publique para enseñar cómo vivir la vida. Pues el que cree y ama a Dios, en su manera de vivir sabe que Dios le espera cuando deje el cuerpo en la Tierra, porque el espíritu no tiene muerte y ya lo esperan en la Gloria. Luego está el otro sitio, que su nombre es profundidad, donde estás porque tú lo elegiste.

Ya se oye hablando una voz que su nombre no hace falta nombrar, pues al oír las palabras sientes un gran Amor y a Dios tienes que nombrar.

Desperté y oí estas palabras:

Si yo no sintiera este Amor, a Dios no lo nombraría. Pero es un sentir que el Amor lo abrazas y ya dices estas palabras:

Señor, si cuando vivía mi cuerpo el Amor que yo sentía lo hubiera quitado del convento, entonces no hubiera sentido el Amor que hoy siento.

Si este Amor un día sintieras, pídele a Dios que sea con un sentir mayor que cuando yo estaba en el convento.

Este es mi nombre: Teresa de Ávila.

Cuando te llega este Amor sientes un gran abrazo de espíritu, que este abrazo es cuando pides el perdón, porque el camino que llevaba tu cuerpo tu espíritu no lo quería, hasta que se agrandó tu Amor.

***