domingo, 6 de junio de 2010

No hay otro caso igual a este - Libro 51 - Dios Comunica y Da Nombres - Tomo V - Pag. 188-189-190


En Sueño Profético decían:

Cuando Dios habla en un Lugar es cuando más quedan al descubierto que nombran a Dios sin creer y sin Quererlo. Que esto se puede ver, desde que Dios se hizo Hombre, cómo el hombre se portó. No pudo hacer más que Clavarlo en la cruz. Y después de Clavarlo hicieron fiesta los fariseos y los hipócritas. Que la fiesta la siguen haciendo en los días que Lo nombran de muerto. Que muerto está mal dicho, que fue matado, porque sus Pies y sus Manos fueron clavadas, y pinchos en la Cabeza y su Pecho clavado. Pues si haces este pensar ves el desprecio que aquí están dando.

Dijo un espíritu, que cuando vivió con cuerpo fue grande Teólogo, con Mando del Cielo:

Este Caso que Dios hoy tiene para que hable de su Gloria, no hay otro caso igual a este. Ni yo, cuando viví con cuerpo, lo conocí. Es que son 38 años, todos los días, pudiendo presentar lo que Dios dice en su Gloria. Unas veces con el Mando de Dios, y otras, es el mismo Dios con su Voz hablando y dando este Mando: “Que Me ves dilo, publícalo”. Esto, de no ser verdad, no tiene la fuerza que tiene para Teólogos y Jerarquías de la Iglesia. Para poder decir: “Esto es verdad, y aquí hay justificantes que se unen a esta Verdad”. Y el que esté en silencio, más justifica que esto es verdad, cuando no puede desmentirlo.

Desperté, oí:

Era para que en el lugar donde Dios tiene a este Elegido tuvieran que pedir la vez para oírle dos palabras.

Soy Tomás de Aquino, y en el Arrobo Dios me ha mandado. Y en el despertar me sigue mandando.

Tuve Mando de Dios, pero mi profesión era Teólogo.

Dios me daba Mando y yo enseñaba de mis estudios teológicos.

Pero este Elegido hace callar a Teólogos, por ser Dios el que dice lo que habla.

Aquí la duda no puede existir, viendo la cultura que tiene de la Tierra.

Que estos son los que más pregonan lo que ven en la Gloria, diciendo: “Me dice Dios”.

Y aunque sea algo que hoy nadie ha visto ni sabe, a más cultura tenga el que hable con este Elegido, más le salen las palabras.

Le decían en la Gloria en los primeros Arrobos: “Busca a un pasante que sepa de letras, pero los temas que no intenten reformarlos”.

Que esto sería reformar a Dios, y Dios contestaría con castigo.

Manda en Gloria que mi nombre quede escrito.

TOMÁS DE AQUINO


***